Deja tu correo y recibe mis publicaciones.

lunes, 24 de julio de 2017

El Hombre Que Murió Feliz

El Hombre Que Murió Feliz




Ayer me toco despedir un gran amigo, no fue una despedida común pero lo que si es algo cada vez mas común en Venezuela es despedirse, en los últimos 3 meses he despedido a unos 5 amigos cercanos, algunos en persona, otros por teléfono y hasta por texto. Se fueron amando a su país, llevándolo en su corazón y con muchas incertidumbres. Es probable que mas nunca vuelva a verlos, ese es el nivel de la crisis que han generado las dos décadas de Dictadura Castrocomunista Narcorrupta en mi nación.

Los aeropuertos en cualquier lugar del mundo son lugares de emociones, pero en Venezuela son predominantemente templos a la nostalgia y al dolor que produce, no tanto la separación per se, sino la idea de que no sabremos si en la vida volveremos a encontrarnos con esa persona con la que compartimos una parte de nuestra vida. Según la psicología, detrás de ese miedo se esconde el mayor miedo de todos, el que todos los seres humanos tratan de evitar desde que se levantan por la mañana: El miedo a la muerte. A morirnos sin haber "culminado" lo que comenzamos con esa persona. Decía Jim Rohn que "la vida no es mas que la lucha diaria contra la muerte".

Y así es como de la despedida de un amigo termino filosofando sobre la muerte, por favor presten atención: ¿No seria mucho mas fácil si tuviésemos conocimiento del día en que nos vamos a morir?, dejaríamos todo listo, sin cabos sueltos. Sabríamos con certeza cuantos años nos faltan para planificarnos e incluso podríamos dejar una buena herencia a nuestros descendientes si hacemos un plan de ahorro e inversiones con base a esa fecha, diríamos "Te Amo" mas a menudo y disfrutáramos cada instante de las cosas que nos dan placer (aunque yo no creo posible disfrutar mas el chocolate).

Hace no mucho tiempo en Las Bahamas, un anciano empresario, escritor, teólogo y asesor del gobierno llevo a toda su familia y asistentes cercanos a un restaurante, les pregunto a cada uno: "Si Jesús me lleva con el hoy, si el Señor decide llevarme a su presencia en unas horas: ¿Que me dirían?, sean sinceros" Todos dijeron sus palabras, todos lloraron. Desde su chofer hasta sus nietos,  pasando por sus dos hijos con sus esposas. Fue una velada muy sentida, todos le agradecieron y expresaron lo que sentían por el. Después de un excelente  gran almuerzo se acomodaron para trasladarse en su avión privado, ese mismo día el predicador daría una grandiosa y esperadisima conferencia especial para los 400 lideres mas importantes de la región. El avión no llego a su destino. Se estrello cerca del mismo aeropuerto. Todos quedaron intactos. Solo fallecieron el empresario y su esposa. La historia es real y me refiero al Doctor Myles Munroe, uno de los emprendedores y predicadores mas exitosos y reconocidos de Las Bahamas.

Myles fue un asesor de empresas de carrera y predicador de profesión, asesoraba directamente al gobierno de Nassau, había escrito mas de 100 libros de auto-ayuda, fue uno de los doctores en teología mas reconocidos del cristianismo, su trabajo fue reconocido por la misma Reina de Inglaterra. Fundo el "International Leadership Training Institute" que capacitaba a los principales gerentes de las INC 500 (500 principales empresas privadas del mundo). Algunos videos salieron después de su muerte donde tan solo unos meses antes el "profetizaba" su muerte, otro donde decía como a el "le gustaría morir" y otros donde hablaba a su Iglesia diciendo que era hora de nuevos liderazgos y entregando el rol en su hijo mayor en conjunto a otros jóvenes. De hecho en su ultima entrevista televisada unos días antes el mismo dijo: "Estoy listo para morir, he cumplido todo" ¿Sera posible que Munroe sabia la fecha exacta de su muerte?. ¿Es posible que este hombre sabia que al montarse en el avión seria su ultima vez en la tierra y por eso se encargo de "atar todos los cabos sueltos"?. 

En 1865, el Presidente Abraham Lincoln tuvo una premonición sobre su propia muerte, nadie le creyó en el momento pero paso tal cual lo había visualizado. Martin Luther King en su ultimo discurso publico dejo claro que iba a ser asesinado, ¿sabia que iba a morir?. Cuando Juan Calvino fue encontrado muerto había pasado semanas escribiendo un ensayo, lo dejo en la mesita y se acostó. El nombre del ensayo era " Discours d'adieu aux ministres" (discurso de despedida a los ministros). ¿Era tal su comunicación con Dios que sabían cuando morirían?,¿fue el saber cuando morirían la causa del éxito de estos hombres?. Eso no lo sabremos nunca.

En la Biblia encontramos otros casos, Moises supo exactamente el día en que moriría, el profeta Elias sabia cuando iba a ser llevado por Dios y justo antes decidió hacerle un favor a su amigo y seguidor Eliseo y aun el mismo Pablo le dice a su mas amado discípulo que se apure, que se de prisa para verlo pues sabe que le queda poco tiempo pero que para el la muerte es una ganancia y se siente feliz porque venció las batallas que tenia que vencer y termino con todo lo que venia a hacer. 

Y es allí donde esta lo mas increíble de estos hombres: Una vez que cumples tu propósito en la tierra ¿que te queda por hacer?, ¿no es preferible la muerte a una vida vacía de significado?. Debe ser un sentimiento genial ese de saber que has cumplido con todo. La ultima frase de Jesús fue "Consummatum est" (Todo esta consumado).

Dice una canción de country: "Moriría satisfecho solo si tuviese tu mano", suena romántico pero es cierto. ¿No es alcanzar nuestros objetivos el motor de la vida?. Estar listo para la muerte es estar satisfecho con lo que has hecho, cuando tu vida ha realizado tanto por tantos, cuando has bendecido a miles, cuando el propósito por el cual fuiste puesto en el mundo es cumplido entonces puedes estar feliz como Pablo, como el Dr Myles Munroe. Allí puedes decir: "Estoy listo para la muerte, voy a ir preparando todo porque el Señor me llevara pronto y si no me lleva lo que pase de ahora en adelante es todo bueno". 

No soy de los que piensan mucho en la muerte pero ojala y me toque morir como los hombres que han muerto felices, sin nada mas que aportar a la humanidad y listos para recibir el galardón, como decía Steve Jobs: "Recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones en la vida" eso definitivamente es una Vida Diamante. ¿Que dices tu?, quiero leer tu opinión.




Leo Brito,
Vida Diamante