Deja tu correo y recibe mis publicaciones.

lunes, 26 de octubre de 2015

Desarrolla Una Mente Prodigiosa + Libro

Desarrolla Una Mente Prodigiosa + Libro



Creo que como seres humanos tenemos una enorme capacidad, somos tan complejos como nuestra mente; redundando un poco nuestra capacidad es que podemos ser capaces de cualquier cosa. 

Desde hace un tiempo que no he medido (quizás poco mas de un año) he dedicado los días domingo por la noche a navegar en los abismales mares de la red revisar portales de cuanta cosa curiosa, nueva e interesante exista en Internet. Lo genial de hacer algo así es que consigues individuos que han dedicado su vida a perfeccionar sus dones y pasiones al mismo tiempo que ayudan a todos los demás mortales. De ese modo he conocido músicos, artistas, escritores y cultores increíbles y el sujeto del cual quiero hablarte hoy no es la excepción.

Ramon Campayo causo sensación en todos los diarios de España al asegurar que era el único hombre sobre la Tierra que podía aprender un idioma como el alemán en tan solo 2 horas (si, en 120 minutos), especialista en lectura rápida, ganador de concursos mundiales de mentalismo, con un Record Guiness y creador del método Speed Memory, Ramon es una maquina humana capaz de memorizar 22 números en un segundo y no obstante se atreve a decir que cualquier persona que desarrolle su cerebro puede hacerlo.

Ramon actualmente se dedica al oficio de escribir, su labor como escritor le ha dado 6 bestsellers en su tierra natal, el libro "Desarrolla una mente prodigiosa" fue recomendado ampliamente por escuelas de liderazgo y negocio en Europa como una poderosa manera de estimular a nuestro cerebro en aumentar su rendimiento y memoria de palabras, datos, imágenes y cifras con la precisión mas exacta.


" Si no usas algo no te interesa invertir tiempo en mantener algo que no te va a hacer falta. El espacio en el cerebro es tan grande que podríamos decir que es ilimitado, en cuanto que no vamos a llegar al límite." 

Dejo por acá el libro esperando les sirva de provecho, feliz semana!






Sin limites, 
Leonardo Brito