Deja tu correo y recibe mis publicaciones.

sábado, 10 de noviembre de 2012

12 Consejos Financieros de Benjamin Franklin.

Siempre he sido un admirador de este gran inventor, estadista, pensador y empresario. Fue un gran administrador de sus finanzas personales y conocía a la perfección el valor de la educación financiera para la prosperidad de una nación, Teniendo dieciséis hermanos, se las arregló para destacar de un modo u otro. Inventó el pararrayos, fue vital en la independencia de los EEUU, dirigió y administró varios periódicos.

Su visión del mundo, común en parte de la sociedad norteamericana, ponía el trabajo en un lugar preponderante y consideraba que era la base del éxito y que si había suficiente trabajo, aquel llegaría de un modo u otro. En 1748 publicaba una obra titulada Consejos a un joven comercianteque exponía su ideario tratando de ayudar a otros, más jóvenes, a alcanzar el éxito.


El primer consejo de todos era: “Recuerda que el tiempo es dinero”. Aunque esta frase hoy es muy utilizada con varias connotaciones, Franklin quería decir con esto que todo el tiempo que uno pudiera dedicar a generar dinero y trabajar, era tiempo bien invertido. En cambio, cuando uno se apartaba de ese camino e invertía el tiempo en otras cuestiones, estaba perdiendo dinero.




Aquí 12 excelentes consejos financieros de Ben Franklin que debemos empezar a aplicar en nuestra vida:


1) Cuida de los pequeños gastos; un pequeño agujero hunde un barco.

2) Presta dinero a tu enemigo y lo ganarás a él; préstalo a tu amigo y lo perderás.

3) El que compra lo que no necesita, pronto tendrá que vender lo necesario.

4) Es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas.

5) El que quiera prosperar en sus negocios hágalos por sí mismo, y si quiere que todo le salga mal, no tiene más que confiarlos a manos ajenas.

6) Si el tiempo es lo más caro, la pérdida de tiempo es el mayor de los derroches.

7) Vacía tu bolsillo en tu mente, y tu mente llenará tu bolsillo.

8) Yo creo que el mejor medio de hacer bien a los pobres no es darles limosna, sino hacer que puedan vivir sin recibirla.

9) La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla.

10) La necesidad nunca hizo buenos negocios.

11) Si quieren ser ricos no aprendan solamente a saber cómo se invierte, sino también cómo se ahorra.

12) Si quieres saber el valor del dinero, trata de conseguirlo prestado.