Deja tu correo y recibe mis publicaciones.

sábado, 2 de junio de 2012

El Gran Secreto de Rockefeller.

John D. Rockefeller (1839-1937), fue un magnate estadounidense que tuvo la reputación, durante mucho tiempo, de ser el hombre más rico del planeta. Este millonario pasó los últimos 40 años de su vida realizando campañas filantrópicas, dando cerca de la mitad de su fortuna.

En 1924, John Rockefeller le explica a su hijo en una carta sobre su hábito de dar dinero a otros.

El le decía: cuando comencé a tener dinero en mi infancia, también comencé a darlo a otros; inclusive comencé a incrementar estos regalos conforme mi ingreso iba incrementando.

Durante su vida él dio alrededor de $550 millones de dólares.
Rockefeller creía en que dar, llevaba a recibir.

Esto es lo que hacen y han hecho la gran mayoría de los millonarios de la historia.
¿Por qué el dar…lleva como consecuencia a la generación de riqueza?
La respuesta es simple.

Uno no puede dar lo que no tiene y cada uno da en proporción a su riqueza (mental).
El dar está directamente relacionado con el estado mental de riqueza o pobreza en que te encuentres.
Cuando das, accesas inconscientemente y automáticamente tu referencia mental de riqueza o pobreza.
Cuando das poco, lo das desde el punto de vista de la escasez, pensando en que no tienes suficiente, en que te va faltar o en que si das un peso más, tu situación económica se verá afectada.

Si este es tu caso, practicas el dar desde el punto de referencia de la pobreza y la escasez, verás que TODAS TUS ACCIONES se mueven en el mismo sentido. No te arriesgas para mejorar, no analizas tus gastos, te quedas en tu zona de confort, no buscas superarte y esperas a que se te den oportunidades o que te den un aumento, o que ALGO PASE para que tu situación mejore.

Cuando das dinero desde un estado mental de riqueza y abundancia, teniendo la seguridad de que aunque estés dando, nada te faltará y podrás generar mucho más que eso; le estás mandando un mensaje al universo y a ti mismo de que eres próspero y exitoso. Tu autoestima y determinación se fortalecen en tu subconsciente.

El secreto está en que tienes que dar mucho, para estar realmente en el flujo de la abundancia. El principio no funciona cuando proviene de la escasez y del miedo.

Recuerda que: Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.- Galatas 6:7

Entonces este principio fundamental de la abundancia y la prosperidad, nos lleva a concluir lo siguiente:
Tal como des, así recibirás.

Cuando des tu tiempo a otros, otros te dedicarán su tiempo.
Cuando des dinero a otros, otros te compartirán su dinero.
Cuando des amor a otros, otros te compartirán su amor.
Cuando des regalos a otros, otros te regalarán.


No seas avaro, haz todo desde un pensamiento de abundancia. (Proverbios 23:7)

“En todos los casos en los que pensé que le estaba haciendo un favor a alguien al construirle una casa o algo así, me di cuenta de que recibía mucho más de lo que había dado. - Jimmy Carter.

Toma tus decisiones desde un estado de gozo por el simple hecho de dar, sin esperar algo a cambio de esa persona.

Todos son mensajes para tu subconsciente.
Es parte de tu programación de generación de abundancia.



“Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir”
Lucas 6:38

Rockefeller Diezmaba:

“Si, yo doy el diezmo, y me gustaría contarles como comenzó todo.
Desde niño yo tuve que comenzar a trabajar para ayudar a mi mamá. Mi primer salario era 1,50 dólares por semana.
Después de la primera semana de trabajo, llegué a casa con 1,50. Mi madre, colocando el dinero en su regazo, me dijo que ella quedaría muy feliz si yo diese la décima parte de aquel dinero para el Señor.
Yo lo hice y, a partir de aquella semana, hasta hoy yo he diezmado cada dólar que Dios me confió.
Y yo quiero decir, 
si no hubiese dado el diezmo del primer dólar que gané yo no habría dado el diezmo del primer millón de dólares que gané.
Diga a sus lectores que enseñen a sus niños a dar el diezmo.”
- John D Rockefeller.


Moraleja: La Cosecha siempre es MAYOR a la siembra y cada vez que te duela “DAR” es un recordatorio de tu mente, de que estás viviendo desde el punto de vista de la escasez.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Otros Enlaces: