Deja tu correo y recibe mis publicaciones.

jueves, 15 de marzo de 2012

El dia que naciste.


El día que naciste, me ocupe de que todo saliera bien, estuve allí en la sala de parto, observe todo el proceso y te cargue incluso, diciendo “Ha nacido la solución de este mundo” y solo por si lo dudas también estuve allí mientras crecías.

El día que naciste no nació cualquier cosa, nació un ser de propósitos marcado con un destino profético, nació una pequeña parte de mi, un ser  a mi imagen y semejanza, un pequeño creador, el dia que naciste se cumplió mi voluntad y hubo fiesta en el cielo.

Siempre exististe y siempre existirás, pero el día que naciste carnalmente en la Tierra hijo, fue un día de gozo porque fue el día señalado en los tiempos para que se cumpliera en ti lo que hubiese de cumplirse y para que manifestaras mi gloria, para que te dejaras reinar por mí para que por medio de ti yo reinara, ese es mi plan contigo.

Ese dia puse angeles a que te cuidaran pues tu tenias una misión que cumplir, te di dones y talentos que poco a poco irias descubriendo, dichos dones no son para otra cosa que para manifestar mi gloria en ti, mi amada y perfecta creación, te amo tanto que embelleci y prepare este planeta solo para ti.

El día que naciste hijo; ya lo había visto antes de que sucediera derramando lagrimas de alegría desde una fría cruz de madera.

El dia que naciste dije con potente voz: Amado, ¡En ti me complazco!.