Deja tu correo y recibe mis publicaciones.

jueves, 15 de marzo de 2012

Curiosa anecdota.

Hoy mientras iba a comprar como de costumbre en la panaderia, un señor de bastante avanzada edad con toda la pinta de un gallego se sento alli y lo salude suelo ser terriblemente cortes con las personas de edad avanzada, mientras conversabamos vio que cargaba el uniforme de la UNEFA, le dije que estaba en la sede de Chuao.

Tenia una mirada de humildad pero que decia: he vivido muchas cosas, tengo mucho que contar.

Me dijo con un disimulado acento españoleto: Yo construi ese edificio ( el de la unefa), era para la Shell.

Le pregunto: ¿Usted es ingeniero?
Me dice: No, pero le di de comer a muchos y aprobe los trabajos de muchos otros.

Resulta que estaba en frente de uno de los arquitectos mas influyentes de la Caracas del siglo XX.
 Me dice:
La construcción es un trabajo bastante dificil y mas en estos tiempos, la ingenieria civil es la mas dificil de todas pero no es la mejor pagada.

Me dijo que habia tenido una compañia constructora pero que habia vendido dichas acciones a su socio pricipal para retirarse, me conto de otros de sus proyectos por Caracas y me recomendo que la mejor manera de ganar dinero en el mundo de la ingenieria es montando tu propia empresa porque de resto viviras de sueldos los cuales en el sector privado son bajos y mucho mas aun en los proyectos del gobierno.

Me conto muchas anecdotas, y luego miro su relojito de oro alzo su baston y me dijo: bueno hijo, te deseo exito y si tienes la oportunidad de salir al extranjero para hacer certificarte o hacer especializaciones hagalo.

No se porque pero creo que lo que ese anciano me deposito fue un tesoro podria resumirse de la siguiente forma: Si quieres tener exito monta tu empresa y nunca le trabajes a otro algo que Dios me viene diciendo de hace mucho tiempo.